«Historias y retratos»

Su autor nos cuenta cosas de la Safa de Villanueva del Arzobispo y de Úbeda, allá por los años 50 y 60 del siglo pasado.

Se buscan, por distintos motivos. El padre Antonio Calles y don Antonio Pérez, 1

04-03-2010.
Hoy es sábado y, como cada sábado, me encuentro de un excelente humor. Creo sinceramente que el primer día de la semana debería ser el sábado. Me dijo un funcionario del Ayuntamiento de Barcelona que pensaba que dos días de la semana deberían tener un adjunto: el «¡Maldito lunes!» y el «¡Por fin sábado!».

Leer más: Se buscan, por distintos motivos. El padre Antonio Calles y don Antonio Pérez, 1

Al borde de la congelación con don Antonio Expósito, y 2

01-02-2010.
De la capilla salíamos también en filas y, por supuesto, en silencio hacia el comedor. El desayuno, generalmente, se componía de un tazón de leche y pan tostado con mantequilla o pan y aceite. Debo destacar que nos gustaba más calentarnos las manos con la taza de leche que el desayuno en sí.

Leer más: Al borde de la congelación con don Antonio Expósito, y 2

Villanueva. Historias de los primeros años, y 7

11-12-2009.
Nos lo habían dicho durante todo el curso. En medio de aquel estado de zozobra sólo podíamos pedir ayuda a nuestra Madre. Ella nos escucharía y nos ayudaría si ¡lo pedíamos con fe! y nuestra fe era firme, segura, inquebrantable e indestructible. La fe de nuestra infancia, la fe de nuestros pocos años.

Leer más: Villanueva. Historias de los primeros años, y 7

Al borde de la congelación con don Antonio Expósito, 1

08-01-2009.
Si en algo coincidimos todos los que allá por los años cincuenta compartimos internado en cualquiera de los centros que las Escuelas tenían en Andalucía, fue en sufrir el tremendo frío con el que nuestras escasas e insignificantes humanidades fueron mortificadas.

Leer más: Al borde de la congelación con don Antonio Expósito, 1

Villanueva. Historias de los primeros años, 6

25-11-2009.
Seguidamente y beneficiándome del estado general de devoción creado en el público, subí al escenario y comencé a declamar aquellos versos profundos y emotivos del padre Luis Coloma S. J. que, después de más de cuarenta años, cito de memoria. Versos inolvidables, que en labios de un niño hacen temblar:

Leer más: Villanueva. Historias de los primeros años, 6

Información adicional