«La vida en un columpio»

Referencias de la obra escrita por Jesús María Burgos Giraldo.

Un amor imposible

19-06-2008.
Pasada la Navidad, retornó a la Safa. Quien más, quien menos, todos escépticos e inseguros. La provisionalidad estaba en cada uno, pero afectaba sobremanera a los profesores casados.
Los chavales lo recibieron bien, alegres y afectuosos. Fue el único pequeño aliciente en aquel desangelado retorno. La alimentación de la muchachada, penosamente escasa. Burguillos, muy de noche, merodeaba la cocina y el comedor de los jesuitas. Y siempre caía alguna naranja, galletas, pan… Poca sobrealimentación era para mozos en pleno desarrollo. Pero a uno o dos les acallaba un poco el estómago. Hubo suerte y nunca le sorprendieron in fraganti. Y noche hubo en la que dio dos viajes. Los bolsos de su americana terminaban anchos como fardelas.

Leer más: Un amor imposible

Cómico de la legua

11-06-2008.
Hacía dos años que Burguillos no pisaba Moral. Volvía ahora sin sotana y con el pelo muy largo. Hubo extrañeza y comentarios. Disfrutó mucho de sus padres, ya mayores. En compañía del borriquillo, cruzó trigales, escuchó alondras y perdices y levantó bandos de avutardas en los alfalfares. Sus padres habían repartido la hacienda. ¡Qué pena ver El Amoroso dividido y maltratado! En honor y cordial recuerdo a Bangueses, llamó a su borrico Eduardo.

Leer más: Cómico de la legua

¿Madrid?... ¿Villaluz o Linares?

25-05-2008.
Burguillos se volvía loco mirando y volviendo a mirar joyerías. En la Carrera de San Jerónimo, un busto negro, en semiperfil, era el centro del escaparate. ¡Cómo lucía! Era un collar de brillantes. Pensó en otro busto real, cálido, fragante, escultórico. Y lo compró. Discretamente sugirió:

Leer más: ¿Madrid?... ¿Villaluz o Linares?

Bétula de sus amores

03-06-2008.
Diosas que pasan ligeras
pero se dejan un alma
‑mientras haya‑
 señalada con sus huellas.
P. Salinas.
Esa Semana Santa, con apuros de conciencia, Burguillos se dejó arrastrar alguna tarde al cine. Y devoto y audaz paseó a una niña ocho años menor que él. Muy bien vestía… Educada y tierna. Pisaba como los ángeles. Era su tipo. Rubia, serena y esbelta. Exhalaba juventud y fragancias como si cada mañana se bañase en rocío de flor. Además, él la había descubierto y abordado.

Leer más: Bétula de sus amores

Por los cerros de Úbeda

16-05-2008.
Ya de noche lo descargó un tren somnoliento y sucio en un apeadero. La sala de espera, pringosa de papeles y latillas estaba. Los servicios, repugnantes, inservibles…

Leer más: Por los cerros de Úbeda

Información adicional