Los miércoles, macuto, 05

Pensamientos negativos

Los pensamientos negativos son aquellos que nos vienen a la mente cuando nos encontramos con problemas que juzgamos irresolubles.

Los pensamientos negativos nos obnubilan la mente, se apoderan de nuestra personalidad y coartan nuestra forma de actuar. No debemos admitir que tales pensamientos se instalen definitivamente en nuestro ánimo, más que nada porque son pensamientos que defienden una falsa verdad, como es la de admitir como cierto que la fatalidad no tiene remedio.

Ante un problema que nosotros juzgamos “sin solución”, deberíamos reconducir el planteamiento y reflexionar sobre la perspectiva que nos ofrece un nuevo enunciado del problema, simplemente admitiendo algún condicionante al estilo de: “tal vez…” , “a menudo…”, “pudiera ser que…”.

Las cosas suelen cambiar a menudo y, cuando esperamos lo inevitable, basta un poco de confianza en uno mismo para encontrar la salida.

No vale el desánimo prematuro; tal vez, si yo fuese un poco más reflexivo y paciente, mi talante estaría más predispuesto a encontrar la solución.

Es fundamental la confianza en ti mismo, tanto como la confianza en las personas; tal vez, si hicieras partícipe de tu inquietud a aquella persona que sabes que te quiere, y que la tienes marginada sin saber muy bien por qué, estarías más cerca de la solución.

 

Son reflexiones que debatir en soledad, en un escenario que te incite a la observación de la belleza y la magnitud de cosas que nos rodean.

Desecha los pensamientos negativos y mete en esa parcela una bella imagen.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional