Las chinitas, 90

28-11-2010.
Adiós a las chinitas
Yo también he sufrido, en este año que se escapa, la soledad del viejo Rincón del Café. En él me he refugiado para aliviar interminables tardes de espera, soportar noches de insomnio e inquietud, aceptar con entereza los resultados de tantos análisis, visitas y pronósticos, los inacabables tratamientos y las horas y horas de hospital. Aquí me he cobijado para intentar mantener el ánimo y apuntalar mi fe, tantas veces vacilante e insegura. ¡Bendito Rincón!
Me sumo a la llamada de Enrique Hinojosa y Antonio Lara, para salvar este entrañable Café, tan concurrido en otros tiempos y tan solo y triste en la actualidad. Uno mi voz a la de estos queridos compañeros y animo a los que algún día nos obsequiaron con sus bromas y buen juicio, a volver a estas sillas polvorientas y vacías.
El veintisiete de noviembre, festividad de Santa Catalina Labouré, divina mujer que brilló por su sencillez y paciencia (léase su ejemplar biografía), lancé la primera chinita, que se publicó en este entrañable y cálido rincón al día siguiente. ¡Todo un presagio! Un año después, dejo caer la última, para limpiarlo de malas influencias y devolverle el sentido para el que Pepe del Moral ‑insigne fundador y compañero ilustre‑ lo concibió y nos abrió sus puertas.
Cuando alguien se dedica a tirar chinitas unos se divierten y otros se mosquean. Es inevitable. Uno ha intentado repartirlas por igual, como Dios le ha dado a entender, arriba y abajo, a izquierdas y a derechas, a la espalda y al frente; aunque me temo que utilizar con buen criterio la vara de medir, no es cosa fácil. Por eso, hoy me despido de ellas. Durante un año entero he tirado chinitas desde el Rincón, porque pensé que era el lugar adecuado para la crítica punzante y el comentario irónico y jocoso.
Me las iba encontrando por la calle. Solo tenía que recogerlas, observarlas y guardarlas cuidadosamente, en esta página, con un poco de humor y cierta dosis de nostalgia. No he podido pasar sin detenerme ante ese eterno libro que es la vida, sin valorar la humildad de tanta gente, la irritante soberbia del poderoso, la indiferencia y altanería de nuestros gobernantes, el desprecio hacia el débil, los sueños juveniles incumplidos, la angustia, la esperanza y las lágrimas de miles de familias. Esas son cosas que interesan a la gente normal, a los que no acatan consignas de partido ni obedecen instrucciones interesadas. Me he distraído con ellas muchas veces y me han permitido olvidar graves problemas. Espero que a vosotros también os hayan hecho sonreír y, alguna vez, olvidaros de los vuestros.
Finalmente, yo también os quisiera animar a volver al Rincón de este viejo Café, abierto a todos, para hablar de proyectos y recuerdos, hasta donde nos alcance la memoria y la buena voluntad. Los tiempos traen tristezas y amarguras, pero también sonrisas y satisfacciones. Todo es cuestión de descubrirlas y disfrutar de ellas sin dejarnos abatir por la pena y el aburrimiento. En la viña de los hombres, como en la del Señor, hay de todo, y este viejo Café puede ser un Rincón acogedor y amable ‑sin molestas chinitas‑ que nos permita disfrutar de lo mejor, o alejarnos, al menos, de lo inevitable.
Barcelona, 28 de noviembre de 2010.

PENSADOR
Dice Rajoy que el Gobierno no lo está haciendo bien. ¡Un filósofo, don Mariano!
COMUNICACIÓN
Y ya que, según parece, se trata de comunicar mejor con la ciudadanía, por qué no llaman a Belén Esteban. ¿Vale? ¿Meseoye? ¿Mesentiende?
REALIDAD
Don Jordi Pujol y don Josep Montilla son dos personajes de gran altura política, pero ambos andan justitos de la otra.
DOS BUENAS NOTICIAS
Primera: no sube el euríbor. Segunda: la prensa internacional ya no hace bromas sobre Zapatero ni le compara con “míster Bean”.
ASOCIACIÓN DE IDEAS
«El cambio de gobierno se me ocurrió el domingo por la tarde». La frase recuerda a aquella otra del castizo: «Cuando paso delante de un quiosco y veo algunos periódicos, recuerdo que tengo que comprar papel higiénico».
EL PARO
—Me como “el marrón del paro”, pero no soy responsable del desempleo —ha declarado don Celestino Corbacho, Ministro de Trabajo recientemente destituido—. Si Colón levantara la cabeza, seguramente diría algo parecido sobre la política de países como Honduras, Bolivia, Cuba o Venezuela.
LA PLAYA DE MOGÓN
—¿Ustedes han oído hablar de la célebre playa de La Concha, en San Sebastián? Pues eso es la “meá” de un perro, comparada con la playa de Mogón [famoso municipio, en la provincia de Jaén, anejo a Villacarrillo] —ha declarado don Francisco Montáñez Soto, alcalde de la localidad—.
PRIMARIAS
La mayoría de socialistas están encantados con la reforma del Gobierno. También lo estaban cuando perdió las Primarias Trinidad Jiménez a costa de don Tomás Gómez. Está claro que la mayoría de los socialistas viven encantados. ¡Hasta cuando ganó Montilla en Cataluña!
PREGUNTA
¿Por qué será que los “gobiernos modernos y de progreso” solo le parecen “gobiernos modernos y de progreso” a los políticos que progresan y se modernizan, precisamente, con esos gobiernos?
LA FRASE NO ES MÍA
Los gobiernos socialistas hacen las mejores fachadas, sin nada detrás.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional