Magna Procesión General 2018 de Úbeda (Jaén)

Por Fernando Sánchez Resa.

La vida nos va llevando por derroteros insospechados que hacen enriquecer nuestra experiencia, si sabemos aceptar que no siempre estamos en posesión de la verdad y de toda la razón…

Valga esta filosófica parrafada para exponer lo que yo he aprendido (o a la conclusión a la que he llegado) durante esta Semana Santa 2018, en la simpar ciudad de Sevilla, aprovechando que es la primera que paso como residente en este bendito lugar, aunque siempre sin olvidar la nostalgia y la pena de no poder presenciar la de mi tierra ubetense.

Sabemos que este año se ha presentado fría, lluviosa y ventosa en la Ciudad de los Cerros, particularmente el día clave (Viernes Santo), debido a esta primavera con dejos de invierno tardío que nos ha proporcionado la cambiante climatología.

Y aquí es donde viene el quid de la cuestión que quiero tratar: ¿Por qué las procesiones del Viernes Santo de Úbeda, especialmente su Magna Procesión General, no se pueden trasladar al Sábado Santo cuando otras ciudades como Sevilla procesionan hasta cinco hermandades, si tanto los habitantes como sus múltiples visitantes ansían verla? Sabemos de otros años del mismo argumento dado: que es Sábado Santo y por eso no se puede procesionar. No me parece sólido ese argumento puesto que vemos todos los años que la capital de Andalucía, así como Granada y Arriate (Málaga) lo hacen.

De esta manera evitaríamos muchas frustraciones, desencantos y llantos, tanto de cofrades como de autóctonos y cientos de turistas, que permanecen o acuden en esta señalada fecha a nuestra Ciudad del Renacimiento para empaparse de su religiosidad y cultura, sintiéndose defraudados cuando se suspende su Magna Procesión General por culpa de la meteorología.

Creo que como los tiempos avanzan (o al menos eso deben) y no hay nada inamovible bajo el Sol, aquí en la Tierra, sería una interesante y oportuna idea que la Unión de Cofradías de Úbeda propusiera al Obispo de la Diócesis de Jaén (que parece ser es quien tiene la última palabra en este asunto; si no estoy mal informado), para que de forma definitiva se pudiera procesionar el Sábado Santo la magnífica y genuina Procesión General de Úbeda, que resume evangélicamente la Pasión y Muerte de Cristo, si el Viernes Santo no se pudiese hacer por culpa del tiempo u otra razón de peso. Estoy seguro que tanto el mundo cofrade como el cultural y turístico que acude a nuestra ciudad patrimonial agradecerían esa magnánima decisión que iría en beneficio de todos.

¡Esperemos que pronto se haga realidad…!

Sevilla, 31 de marzo de 2018.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional